Depresión – El padecimiento de la nueva era

Sufrir depresión se ha vuelto tan común en la sociedad actual que incluso algunos la padecen sin siquiera darse cuenta, pero es importante no minimizarla. La depresión afecta tanto en nuestras vidas, en nuestra salud y en nuestra mente, que no detectarla y tratarla a tiempo puede traer graves consecuencias.

¿Qué es la depresión?

Se trata de un trastorno psicológico que se caracteriza por la presencia de una tristeza extrema (perdurable en el tiempo), pérdida de placer o de interés en determinadas cosas que antes nos solían atraer, sentimientos de culpa por cualquier tipo de situación, baja autoestima constante (sentimientos de inferioridad), alteraciones en el apetito o en el sueño y dispersión o falta de concentración.

 Una de las principales características de la depresión es la alteración del estado de ánimo de la persona que la padece, que suelen intensificarse en situaciones adversas, es decir, si hay algún tipo de situación habitual que nos ponga triste una persona deprimida se pone más triste de lo normal, con llanto fuerte que en general no alivia.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?
  • Estado de ánimo muy irritable o cambiante, las personas deprimidas suelen manifestar mal humor frecuente o dan la sensación de que están ausentes en cualquier tipo de situación, que no te oyen o su mente está en otro lado.
  • Dificultad para descansar, es muy habitual que una persona deprimida no duerma bien (por eso también sus cambios de humor) ya que su mente divaga mucho durante las noches.
  • Extremos cambios de apetito, que suelen ir desde comer demasiado a no comer nada, varía en cada personalidad.
  • Energía muy baja y sensación constante de cansancio. Desgano y falta de interés en hacer determinadas cosas que antes solían gustar.
  • Encierro y aislamiento, a las personas deprimidas no les gusta relacionarse con otras personas, por lo que generalmente buscan cualquier excusa para no asistir a eventos sociales.
  • Sentimientos de inferioridad, negatividad profunda en la manera de ver la vida, sensación constante de culpa y odio hacia uno mismo.
¿Qué puedo hacer para superar o tratar la depresión?

Para empezar ¡no la subestimes! Es una enfermedad silenciosa que se va apoderando poco a poco de tu forma de ver la vida, puede afectar tu mente e incluso tu cuerpo.

Ejercítate, la actividad física libera endorfinas en el cerebro que brindan sensación de alivio. No hace falta que le dediques mucho tiempo: sal a caminar, baila, corre, haz bicicleta. Con 15 o 20 minutos diarios es más que suficiente y trata de hacerlo al aire libre.

Alimentate sanamente, la depresión afecta el apetito, puede quitarnoslo por completo o lo opuesto, comer de manera compulsiva y constantemente. Aprende a detectar de que manera ha afectado en tu apetito. El alimento es energía, consume energía saludable: frutas, verduras, frutos secos, legumbres; evita la comida grasosa o chatarra, que de sensación de pesadez.

Identifica las causas, ¿Por qué me siento así? ¿hubo un momento clave en mi vida que me llevó a sentir esta tristeza? ¿Qué puedo modificar al respecto?

Expresa tus sentimientos, lo peor que puede hacer una persona deprimida es no transmitirlo, no tengas miedo de expresarlo, escribelo en un cuaderno, habla con tus amigos o familiares, busca ayuda profesional.

Así como tratamos cualquier problema físico cuando nos enfermamos recurriendo a un doctor, existen especialistas que pueden ayudarnos a sanar la depresión. 

Toma la iniciativa, decide sentirte bien ¡contactanos! www.mentavio.es