¿Qué es la inteligencia emocional?

Inteligencia emocional – Un término con muchas caras.

La popular obra del autor Daniel Goleman “Inteligencia emocional”, ha hecho mundialmente famosa esta área de la psicología. En la vida cotidiana, experimentamos una y otra vez la importancia de los sentimientos y las emociones. La inteligencia emocional nos ayuda a comprenderlas, interpretarlas y controlarlas. En la vida profesional, el término técnico es la palabra clave de los factores de éxito y se promueve y exige una y otra vez en seminarios, medidas y todas las formas imaginables. Pero, ¿qué hay realmente detrás del término “Inteligencia emocional”?  ¿Puede esta forma de inteligencia decidir realmente nuestro éxito y nuestra vida?

Los sentimientos no son una trampa

Todo el mundo tiene una variedad de sentimientos diferentes cada día. A menudo se experimentan de forma subconsciente, pero sin embargo influyen directamente en nuestra vida cotidiana. Las personas con una alta inteligencia emocional reconocen sus emociones, pueden exteriorizarlas de forma controlada y, por tanto, manejarlas mejor. Es muy posible afirmar que las personas con alta inteligencia emocional llevan una vida más feliz. Ahora bien, esta forma de inteligencia sólo es innata hasta cierto punto, pero, a diferencia del coeficiente intelectual, puede entrenarse con bastante eficacia. Aquí es donde entra en juego la atención plena, así como la empatía. Mientras que la atención plena puede aprenderse mediante el entrenamiento, la empatía sólo se desarrolla a través de la experiencia, las construcciones de pensamiento lógico y las experiencias simplemente sentidas. La empatía no puede aprenderse, pero puede desarrollarse.

Intento de definición

Naturalmente, es difícil definir una inteligencia que no puede ser determinada por valores matemáticos. Al fin y al cabo, ¿qué peso tiene el amor en un concepto, y qué valor exacto puede asignarse a la sensación de hambre? En la actualidad, hay una serie de proyectos que intentan plasmar las emociones humanas en conceptos matemáticos con la ayuda de la inteligencia artificial. Pero pasará algún tiempo antes de que esto finalmente suceda y pueda aplicarse en la práctica. Hasta entonces, el concepto de Goleman nos ayuda en la vida cotidiana. Asume una serie de cualidades que pueden utilizarse para determinar el nivel de inteligencia emocional de una persona. Entre ellas se encuentran:

1. la capacidad de reconocer los propios estados emocionales
2. la capacidad de influir en los estados emocionales propios y ajenos
3. la capacidad de poner en marcha los propios estados emocionales
4. empatía
5. manejo de las relaciones

El problema de esta metodología de evaluación, aparentemente bastante simple, radica en los detalles. Las personas siempre tienen diferentes mundos de experiencia basados en sus experiencias pasadas y en los acontecimientos actuales. Si la persona A siente un alto nivel de amor, esto no se aplica necesariamente a la persona B. Por tanto, un esquema real es difícil de crear y plantea los mayores retos para la ciencia. Cada persona es diferente y, por tanto, un reto para sus semejantes.

Reconócete a ti mismo y así tendrás éxito

El concepto de Goleman es la base de muchos seminarios de auto-optimización. No siempre son una buena solución, pero en muchos casos ayudan a la gente a reducir su propia experiencia a un denominador común. Se aprende más sobre uno mismo, se experimenta un mayor nivel de atención y, en definitiva, se lleva mejor con uno mismo y con los demás. En mentavio.es puedes encontrar psicólogos que apoyan el desarrollo y el entrenamiento del mindfulness y ayudan a crear empatía.

Fuentes consultadas:

https://es.wikipedia.org/wiki/Inteligencia_emocional

https://www.bbc.com/mundo/noticias-49151963

https://es.wikipedia.org/wiki/Daniel_Goleman