Pérdida de la libido – sexualidad después de los 50 años.

Pérdida de la libido: ¿la sexualidad después de los 50 años es un problema real?

Alrededor de los 50 años, las mujeres entran en la menopausia, lo que hace que la producción de estrógenos por parte de los ovarios disminuya. Esto significa que el nivel de hormonas sexuales también desciende en este momento, lo que provoca una desgana sexual. Sin embargo, no sólo la edad puede desempeñar un papel importante en este sentido. Muchas cosas cotidianas también pueden contribuir a la desgana sexual. Estos factores no sólo los sufren las mujeres.

También en el caso de los hombres una carga alta o en parte también demasiado fuerte en el cuerpo puede tener un efecto negativo en la libido. Asimismo, los problemas de pareja o la disminución del nivel de testosterona en la vejez se consideran factores típicos de la reducción de la libido. Por tanto, no se trata, como se suele suponer, de un problema de las mujeres, sino que afecta claramente a ambos sexos.

Factores que pueden contribuir a un debilitamiento de la libido

Una vida acelerada puede provocar una pérdida o reducción de la libido, lo que no es infrecuente en la vida cotidiana. Cuando el cuerpo está sometido a una inmensa presión, no es raro hablar de estrés. El estrés es uno de esos factores que no sólo puede impulsar la desgana sexual, sino que incluso puede apuntalarla hasta el punto de que se prolongue en el tiempo.

En principio, el debilitamiento de la libido, independientemente de si está causado por la edad o por influencias externas, se refiere a un periodo de tiempo que puede extenderse desde unas pocas semanas hasta meses. La duración siempre es el resultado de los factores individuales que confluyen aquí y de la reacción del cuerpo, que puede ser completamente diferente de una persona a otra. Por supuesto, estas situaciones no sólo se dan con las mujeres, sino también con los hombres.

Para que no se llegue a tal desarrollo, se pueden tomar medidas adecuadas que promuevan el aumento de la libido. A continuación, te contamos unos trucos que puedes que puedes poner en práctica.

Aumentar la libido con trucos muy sencillos

Una posibilidad, que se ha convertido casi en una tradición, es el consumo de especias picantes. Éstas ayudan a promover la circulación de la sangre en el cuerpo y así estimular la libido. Esta variante se practica desde hace décadas y, por ello, la nombramos en primer lugar. Sin embargo, esto no significa que sea la variante que promete más éxito. Siempre depende de qué aspectos han contribuido a la reducción de la libido.

Además de las especias picantes, hay otros alimentos que se pueden utilizar. Entre otros, las espinacas, la maca, el ajo o incluso el hinojo también se encuentran entre los alimentos que ayudan a aumentar la libido.

Otra medida a tomar, que sin duda funcionará con éxito, es considerar la posibilidad de reducir el estrés de forma específica para no favorecer aún más la pérdida de la libido.

Por supuesto, siempre existe la posibilidad de cambiar tanto la rutina diaria como la dieta para conseguir el objetivo deseado. Como ya se ha descrito anteriormente, la situación puede ser completamente diferente de una persona a otra y, por lo tanto, cada caso debe considerarse siempre de forma individual. No olvides que en mentavio puedes consultar con un profesional para que te aconseje, de una forma más personalizada, qué medidas puedes tomar para aumentar la libido.

Fuentes consultadas:

https://www.lavanguardia.com/vivo/sexo/20190227/46618947242/consejos-recuperar-deseo-sexual-problemas-libido.html