Higiene del sueño en la vida cotidiana: dormir más y mejor favorece la salud


La higiene del sueño puede influir significativamente en nuestro equilibrio energético y, por tanto, en el rendimiento de nuestro organismo, por lo que también determina directamente nuestra vida cotidiana. Con una buena higiene del sueño, se puede fortalecer el cuerpo y promover la salud. Pero, ¿qué es exactamente la higiene del sueño y qué factores son importantes en este contexto?

¿Qué es exactamente la higiene del sueño y a qué debemos prestar atención?

Cuando hablamos de higiene del sueño, nos referimos a los comportamientos propios de cada persona, por supuesto de forma individual, antes de acostarse. Un ejemplo sencillo es ver la televisión en la cama. Una pauta de comportamiento que no sólo exhiben muchas personas, sino también un factor que puede servir de ejemplo de una higiene del sueño poco saludable.

Del mismo modo, se considera muy típico consultar las noticias en el smartphone y, al mismo tiempo, malo para nuestra higiene del sueño. La razón es el llamado componente de luz azul, en la luz, que emiten estos dispositivos. Esta forma particular de luz tiene un efecto en el cuerpo similar al de la luz del día. Reduce la producción de melatonina, una sustancia endógena que controla el ritmo día-noche.

El ritmo día-noche debería ser la palabra clave aquí, porque tiene una influencia significativa en nuestra higiene del sueño. Si el ritmo día-noche está en muy buen equilibrio, hablamos de una higiene del sueño saludable. Para fomentar esto, hay varias posibilidades y comportamientos que se pueden aplicar. Los trataremos en detalle más tarde.

¿Cuáles son las razones del insomnio?

El insomnio puede tener razones tanto psicológicas como físicas, que no necesariamente tienen que ser percibidas conscientemente. Por ejemplo, si piensas demasiado, esto puede conducir rápidamente al insomnio. El cuerpo permanece activo incluso durante la fase de sueño y no llega a descansar o lo hace de forma limitada.

Los motivos físicos, en cambio, pueden ser enfermedades respiratorias o incluso dolores causados por una enfermedad. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el ritmo normal del sueño se produce de nuevo tras la recuperación, siempre que ésta se haya dado con antelación.

¿Consecuencias psicológicas que pueden provocar o favorecer un trastorno del sueño?

Si el organismo sufre un trastorno del sueño, significa que está o permanece insomne a pesar de la fase de descanso. Este tipo de situaciones hacen que el cuerpo pierda rendimiento y, por lo tanto, la vida cotidiana sea mucho más difícil de sobrellevar. Este hecho puede causar otro problema. Depresión.

La depresión es una de esas consecuencias psicológicas que pueden clasificarse como graves. Si el trastorno del sueño conduce a la depresión, el tratamiento por parte de profesionales cualificados, es casi inevitable. En mentavio se pueden encontrar psicólogos bien formados en esta área y que, por tanto, pueden apoyar de forma ideal a las personas afectadas.

¿Cómo mejorar la higiene del sueño?

Mejorar la higiene del sueño no sólo favorece la salud, sino que también previene enfermedades mentales, que no son poco frecuentes, sobre todo en esta época. Un ejemplo sencillo ya se ha nombrado anteriormente y es la depresión. Pero, ¿cuál es la mejor manera de contrarrestar esta situación? Para ello, hay que señalar 8 puntos que pueden mejorar la higiene del sueño y permitir que el cuerpo duerma profundamente durante la noche.

– asegurar la comodidad
– evitar la luz antes de acostarse
– desconectar de la vida cotidiana
– no tomar bebidas con cafeína durante unas 8 horas antes de acostarse
– evitar la comida pesada por la noche
– evitar el alcohol
– crear un ritual para conciliar el sueño
– crear un entorno tranquilo en el que te sientas cómodo

¿Qué conclusión se puede sacar?

La higiene del sueño tiene un impacto significativo en nuestra condición física y puede promover y restringir severamente el rendimiento. Una higiene del sueño saludable puede fortalecer el cuerpo y así hacerlo más resistente a las influencias externas. Hay muchas formas en que se puede mejorar la higiene del sueño de una persona para producir este mismo efecto. También hay muchas cosas que deben tenerse en cuenta para no poner en peligro este efecto.

Sin embargo, es particularmente importante no solo prestar atención tanto a áreas como a factores, sino también adaptarlos individualmente a tu propio cuerpo. Dado que nosotros, como humanos, siempre reaccionamos de manera diferente y también tenemos diferentes puntos de vista cuando se trata de influencias externas, estos puntos solo pueden verse como pautas. Por tanto, deben entenderse como una ayuda para mejorar la higiene del sueño.

Fuentes consultadas:
https://es.wikipedia.org/wiki/Higiene_del_sue%C3%B1o
https://hospitalessanroque.com/es/noticias/medidas-de-higiene-del-sueno
https://www.elsevier.com/es-es/connect/actualidad-sanitaria/los-10-mandamientos-de-la-higiene-del-sueno-para-adultos-por-la-world-sleep-society