Depresión posparto… ¿Qué puedo hacer?

El posparto es el período de tiempo que engloba las primeras seis u ocho semanas después del parto. Se trata de una etapa de grandes cambios en el cuerpo de la mamá, ya que todos sus órganos involucrados en el embarazo y el parto vuelven a su estado anterior.

Toda esta actividad hormonal puede ocasionarnos la famosa angustia o depresión ¿Cómo la detectamos?

Síntomas de depresión posparto:

Los signos y síntomas pueden ser: Estado de ánimo deprimido o cambios de humor graves, llanto excesivo, dificultad para relacionarse con el bebé, aislamiento de familiares y amigos, pérdida del apetito o comer mucho más de lo habitual, incapacidad para dormir (insomnio) o dormir demasiado, fatiga abrumadora o pérdida de energía, interés y placer reducidos en las actividades que solías disfrutar, irritabilidad y enojos intensos, miedo a no ser una buena madre, desesperanzaentimientos de inutilidad, vergüenza, culpa o insuficiencia, disminución de la capacidad de concentrarse, ansiedad grave y ataques de pánico, pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o al bebé, pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.

¿Qué podemos hacer para controlarla y no caer en la desesperación?  

El tiempo de tratamiento y recuperación varían según la gravedad de la depresión y las necesidades individuales de cada mamá:

  • Depresión más leve: Melancolía materna

Generalmente, la tristeza materna se atenúa sola después de unos pocos días a una o dos semanas. Mientras tanto, puedes hacer lo siguiente:

Descansa todo lo que puedas, aprovecha los momentos en los que el bebé duerme o delega su cuidado en alguien de confianza para poder hacerlo.

Acepta ayuda de tus familiares y amigos, entiende que es muy difícil si te haces cargo de todo sola.

Conéctate con otras madres, siempre es útil intercambiar consejos y experiencias con personas que están en la misma situación.

Intenta dedicarte tiempo a ti misma, recuerda que eres una persona más allá de tu bebé, con gustos y necesidades propias.

Evita el consumo de alcohol y drogas recreativas que pueden empeorar tu estado de ánimo.

  • Depresión posparto fuerte: en estos casos lo más recomendable es recurrir a un profesional terapéutico que pueda recomendarte el tratamiento adecuado. En general, la depresión posparto se trata con psicoterapia (también llamada terapia de conversación o apoyo psicológico), medicamentos, o ambos.

Si no se trata, la depresión posparto puede durar muchos meses o más. Si necesitas ayuda puedes ingresar a mentavio.es y agendar una sesión sin moverte de tu casa.